Tapa el sol con el pulgar

Tapa el sol con el pulgar

18 €

Ficha

Autor: Diego Medrano
Género: Novela
Páginas: 270
Dimensiones: 220 x 150 mm
Encuadernación: Rústica
Isbn: 978-84-92476-08-4

Sinopsis / Información

Viaje iniciático, debacle sentimental, incursión drástica y veloz en el mundo femenino, la ciudad como personaje literario, el arte o la cultura como asideros últimos, el jamás estar a salvo de uno mismo como única terapéutica.
“A los raros nos pasan cosas raras”, parece querer decir el autor en el presente texto.
Mercedes Hinojosa, Margot Asín Palacios y Claudia Signoret: tres mujeres felices en la vida tras haber fracasado en todos los órdenes posibles confluyen en un Madrid áspero, cosmopolita, actual, sin más logro que el pasear su errancia ni más lastre que el que llega ligero de peso a todo naufragio decisivo, tal vez el último.
Jóvenes vestidos de arlequín y vagabundos que aparecen en televisión; coleccionistas de paraguas y politoxicómanos sentimentales, lectores manejados por sus lecturas hasta la completa destrucción y cuerpos jóvenes, sin el temor a salir de sí mismos. Mantener la pose en plena caída: algo tan sofisticado como sucintamente revelador, por parte de un escritor que no ha dejado a nadie indiferente:
“Kafka español; Suave como el peligro en la dipsomanía agraz del espejo, sombrero de charol y zapatitos de niño, sin espuelas que valgan más que el carrusel de la propia, enloquecida y ditirámbica gestualidad ramoniana” (Leopoldo María Panero).“Homenaje a la imaginación, electricidad casi en estado puro” (Luis Sepúlveda), “Inventiva verbal asoladora y pujante vitalidad creadora” (Pere Gimferrer), “Convincente terrorista” (Antonio Gamoneda”), “Si es de Medrano, todo puede ser posible” (Juan Cruz), “Trino del diablo” (Luis Antonio de Villena), “Marionetista con las manos en los bolsillos” (Javier Tomeo), “Espinete en sánscrito” (Luis Artigue), “La vida en saldo y las palabras en tan obstinada como definitiva o reveladora unción sexual entre ellas mismas” (José Luis Rey), “Ave de bronce sin ningún reposo, oro viejo en la tarde de fetiches caseros” (Pelayo Fueyo), “Como en el William Wilson de Poe, en Medrano la literatura es el espejo y el doble, y en esa persecución sin tregua, similar a la de los duelistas de Conrad, uno de los dos acabará con el otro” (Iñigo Botas) etc, etc

Diego Medrano

Diego Medrano (Oviedo, 1978) inició estudios de Filosofía Pura en la Universidad de Oviedo antes de dedicarse por entero al mundo de las letras. En la actualidad es columnista del periódico EL COMERCIO. «Escritor perpetuo y siempre escritor», Diego Medrano es heredero de una tradición que amalgama decadencia y cultura en una misma identidad. Su correspondencia completa junto a Leopoldo María Panero, Los héroes inútiles, es toda una poética literaria. Su novela El clítoris de Camille estuvo envuelta en polémica por constituir el sólido monólogo de un enfermo mental depauperado que enfrenta un proceso amoroso; una novela que no parecía tal, matizada por el uso de una sintaxis peculiar o deconstructiva y un lenguaje no menos provocador. Su siguiente libro, Los sueños diurnos, es la suma de más de trescientos microrrelatos y más de seiscientos personajes, abarrotado de citas e «iluminaciones», según el propio autor, donde seguía los procesos compositivos de Robert Walser y sus microgramas. La soledad no tiene edad reúne relatos escritor por el autor durante diez años. La primera entrega de sus diarios, Diarios del artista echado a perder, constituye un convulso «Diccionario de piojosos» —decenas y decenas de malditos— junto a la propia vida del autor, no menos heterodoxa o singular. También ha publicado cuatro poemarios: El hombre entre las rocas, A veces cuerdo, El viento muerde y Agua me falta.

Algunas críticas

Aquí, bajo el sol negro de la melancolía nervaliana, la cultura y la vida se pelean en el cuadrilátero del vacío. Hay tráfico de esmeraldas en los ojos de los halcones, y las mujeres histéricas pujan para adquirir el antídoto que evita el desamparo. Sean ustedes bienvenidos a este desasosiego de palabras, al pugilato de estos cuerpos a punto de disnea que no recuerdan que lo son.

LUIS ALBERTO DE CUENCA 

Reseñas

Todavía no hay nigún comentario, ¿te gustaría enviar la tuya?

Sé el primero en opinar “Tapa el sol con el pulgar”

*

Categoría: .