la casa del poema

La casa del poema

10 €

Ficha

Autor: José Manuel de la Huerga
Género: Poesía
Páginas: 100
Dimensiones: 210 x 145 mm
Encuadernación: Rústica
Isbn: 84-932586-0-1

Sinopsis / Información

Este libro es el primer poemario de José Manuel de la Huerga
La casa del poema ha sido finalista del Premio de la Crítica de Castilla y León 2004.

José Manuel de la Huerga

José Manuel de la Huerga (Audanzas del Valle, León, 1967) es profesor de Lengua y Literatura, actividad que compagina semanalmente con su columna de opinión en el Diario de Valladolid-El Mundo. Entre otros, ha conseguido el Premio Letras Jóvenes de Castilla y León en 1992 por su cuento largo Conjúrote, triste Plutón, el Premio de Novela Corta Ciudad de Móstoles en 1998 por Este cuaderno azul y el Fray Luis de León de Novela 2004 por Leipzig sobre Leipzig. También ha publicado el libro de relatos Historias del lector y la novela La vida con David.

Un día habló del mar. Lo rodeamos.

Escuchábamos el fondo y la marea, conchas y piedras gritando juntas, desmenuzándose cuando la ola torna.

El acantilado de las gaviotas locas. La luz del faro como voz en la noche entonando la misma palabra de consuelo.

En sus manos traía agua salada, restos de arena hallé en sus dedos.

Iba como a un lado y a otro, decidido, y se volvía hacia nosotros de nuevo para traernos más mar.

Como la cigüeña esos primeros días.

La noche así latía.

El agua cayendo en los lavaderos nos imantaba con su sonido denso. Brillaba el caño de cabeza de león, la luna dibujaba en él su plata que resbala.

Sentados en los lavaderos no evitábamos meter las manos.

Era el aire de los peces.

Perezosas las manos luchaban con la extraña densidad del líquido negro.

Si como los peces voláramos…

Trazábamos estelas de espuma con los dedos abiertos: semejaban caminos de leche para viajeros que regresan.

¿Cómo viven las estrellas por el día?

¿Qué noche de qué tierra las alberga?

Poneos un grano de arena en vuestras manos, como si fuera un mundo. Cerrad el puño, que en él se haga la noche.

Quien ahí habite señalará tres puntos de luz unidos en su cielo. Otro luego, más lejos y más grande.

¿Tendremos una mano sobre la que reposar?

Amanezca el día en ella, que la luz se filtre entre los dedos.

¿Cómo es el reino de la hormiga?
¿Un vasto territorio con barrancos,
llanuras, posesiones
que la mirada abandona en su confín?

¿Cómo podríamos mirar
el reino de la hormiga con sus ojos?

¿Cómo es nuestra casa
para la cigüeña?

 

¿Qué cuerpo vendrá sobre tu cuerpo?
No será la luz la que distraiga
mi corazón que espera.

Sólo tu cuerpo
contra la luz
entrando.

Reseñas

Todavía no hay nigún comentario, ¿te gustaría enviar la tuya?

Sé el primero en opinar “La casa del poema”

*

Categoría: .