portada15
Captura de pantalla 2019-03-29 a las 13.04.32Captura de pantalla 2019-03-29 a las 13.04.14Captura de pantalla 2019-03-29 a las 13.04.43

15 Años de poesía (2002 – 2016)

¡Gratis!

Ficha


Editores: Manuel Velasco Gómez
Autor: 15 Años de poesía (2002 – 2016)
Género: Poesía
Encuadernación: Rústica

Sinopsis / Información

Este libro se regala al adquirir cualquiera de los ganadores del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos publicados por Difácil que son:

Es difícil consolidar un premio de poesía: el entusiasmo inicial se puede diluir, los equipos cambian, los objetivos iniciales pueden verse defraudados… Por eso lograr no sólo mantener sino consolidar un premio internacional con tan altísimo nivel es un motivo de alegría permanente.

Los ganadores del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos hoy son autores que gozan de gran prestigio literario y demuestran la capacidad, honradez y buen criterio de los jurados (muchos de ellos, los ganadores de ediciones pasadas). Esperamos que el Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos siga dando muchas alegrías a la literatura en español y consiga un reconocimiento entre la crítica que ya debería haberse ganado por mérito propio y de todos los ganadores.

Para celebrar sus años de existencia, hemos decidido recoger en una antología algunos poemas de los ganadores, del libro con el que ganaron el premio y de los otros que han ido publicando.

Os ofrecemos una sucinta historia del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos que ha redactado Manuel Valero Gómez, ganador  de la décimo quinta edición, y a cuyo cuidado debemos la selección de la antología.

 

UNAS ROSAS PARA CATALINA

(Sucinta historia del Premio Internacional

de Poesía Martín García Ramos)

Cada día resulta más complejo asomarse al balcón poético (perfumado en lengua española, para este caso) sin verse sometido a ese sentimiento que se encuentra a medio camino entre la sobreabundancia y el vértigo. Y quizá sea precisamente la masificación (o, nunca se sospecha, el mal de altura) aquello que hemos naturalizado como un signo consustancial al mismo concepto de aquella vieja rosa que hoy es la poesía. (¡No le toques ya más, / que así es la rosa!). No se trata de —llanamente— dar por válida la mecanización de un mercado tan específico como reducido (ya se sabe, donde la autoedición y el arribismo conviven como verdades veladas). Bien mirado, hablamos de esa forma institucionalizada de escribir y pensar la poesía desde la historiografía: con todo el espesor escolástico, con todo el humor (a)histórico, que supone seguir sujetando esa flor (la poesía, queremos decir) entre nuestras falanges, seguir deteniéndonos a los pies de no sé qué fragancia esencial y eterna. Y pese a todo, pese a que (por decirlo de algún modo) no pretendemos descender en estas páginas hasta la arqueología del saber, conviene recordar que aquellos límites que encorsetan el género (la mercadotecnia, la crítica literaria, los premios literarios, etc.) son relativament recientes. Siempre vienen a nuestra memoria unas sintomáticas palabras de Francisco Ribes en su Antología consultada de 1952 a propósito del «exceso de premios, revistas, colecciones, veladas de café, capillas y modas literarias» que dan cuerpo a esta «superabundancia peligrosamente decisiva».

Sea como fuere, la publicación que el lector sostiene entre sus manos pretende conmemorar los primeros quince años de existencia (¡porque vendrán tantos otros como estos!) de un premio poético forjado sobre unos valores que —todavía— ennoblecen la tarea del poeta: tales como la entrega, el entusiasmo y la honradez. El Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos nace a comienzos del nuevo milenio en un humilde municipio de la provincia de Almería llamado Albox y al calor del Instituto de Educación Secundaria que, como el certamen, lleva el nombre del profesor, escritor y poeta almeriense Martín García Ramos (1921-1999). Al frente de esta tarea casi heroica, situar en el mapa nacional la actividad cultural de una localidad que apenas supera los 10.000 habitantes, cabe mencionar (aún a riesgo de olvidar alguno) el apoyo de profesores ilustres del centro como Francisco Torrecillas, José Escánez Carrillo y José Antonio Sáez Fernández más la dedicación y cariño de la familia García Pérez, mantenedora del premio. De igual manera, es digna de mención la colaboración del prestigioso escritor bilbaíno Jon Juaristi, quien ha dirigido el jurado del certamen poético en todas sus entregas. A lo largo de este quindenio del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos, desde el año 2002 hasta 2016, podemos señalar (al menos) tres momentos fundamentales para entender su desarrollo hasta el presente. En primer lugar, las cuatro ediciones que abrieron fuego estaban reservadas a un solo poema. Cuestión, sin lugar a dudas, que limitaba las capacidades del galardón, al mismo tiempo que dejaba a la zaga la sección poética en comparación al auge que han ido adquiriendo poco a poco las otras disciplinas (declamación y teatro, por ejemplo). A partir de la quinta edición, en el año 2006 y a petición del propio Jon Juaristi, el certamen se acota al mejor libro de un poeta joven (menor de 31 años). Este paso hacia adelante viene acompañado por el segundo gran impulso en la cronología del premio. Si hasta ese momento era la editorial sevillana «Point de lunettes» la encargada de publicar los autores galardonados, será la «Editorial Difácil» (sello vallisoletano a cargo de César Sanz Alonso) aquella que dote de un empaque y carácter definitivos a la edición de los poemarios desde, precisamente, 2009.

Finalmente, la edición número XV del certamen ha sido altamente significativa porque se vislumbraba —desde lejos— una inflexión decisiva. De hecho, que fuera declarada desierta la siguiente edición (XVI, 2017) tan solo reflejaba un cambio de ciclo donde el premio se alejaba del citado centro educativo en favor del sostén del ayuntamiento albojense.

Solo hace falta ver la cantidad de participantes congregados en la presente edición (2018), superan la centena, para comprobar que el concurso mantiene intacta su vitalidad. No será arriesgado advertir que a lo largo y ancho del historial del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos se pueden encontrar figuras relevantes para la cultura hispanoamericana. Desde voces como la colombiana Lauren Mendinueta (véase su Premio Nacional de Ensayo y Crítica de Arte del Ministerio de Cultura) o el peruano Martín Zúñiga Chávez (incansable activista de la poesía al otro lado del charco) hasta autores en alza dentro de nuestro territorio nacional que han disfrutado de becas interna cionales de creación (Sara Herrera Peralta, Carlos Contreras Elvira o Isabel Cadenas Cañón). Como decíamos al principio de estas palabras, el Martín García Ramos es un premio muy peculiar, nunca uno más en el largo listado de certámenes literarios que recorren de punta a punta la geografía española. Por tanto, debe ser motivo de alegría que cada primavera, a mediados del mes de abril, se reúna en torno a una mesa plena de jovialidad y amistad cordial esa pequeña familia que formamos. parte del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos.

Ya sea para celebrar su júbilo y colocar en su justo lugar a Martín García Ramos, así como para recordar a Catalina Pérez (viuda del escritor almeriense) que hace poco más de un año nos dejó huérfanos. Sirva esta antología poética para honrar su pérdida y tener presente aquel ramo de rosas que, puntualmente en cada edición, se le entregaba como muestra de afecto.

Manuel Valero Gómez
Alicante, marzo de 2018

15 Años de poesía (2002 – 2016)

Este libro se regala al adquirir cualquiera de los ganadores del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos publicados por Difácil que son:

Es difícil consolidar un premio de poesía: el entusiasmo inicial se puede diluir, los equipos cambian, los objetivos iniciales pueden verse defraudados… Por eso lograr no sólo mantener sino consolidar un premio internacional con tan altísimo nivel es un motivo de alegría permanente. Los ganadores del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos hoy son autores que gozan de gran prestigio literario y demuestran la capacidad, honradez y buen criterio de los jurados (muchos de ellos, los ganadores de ediciones pasadas). Esperamos que el Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos siga dando muchas alegrías a la literatura en español y consiga un reconocimiento entre la crítica que ya debería haberse ganado por mérito propio y de todos los ganadores. Para celebrar sus años de existencia, hemos decidido recoger en una antología algunos poemas de los ganadores, del libro con el que ganaron el premio y de los otros que han ido publicando. Os ofrecemos una sucinta historia del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos que ha redactado Manuel Valero Gómez, ganador  de la décimo quinta edición, y a cuyo cuidado debemos la selección de la antología.  

UNAS ROSAS PARA CATALINA

(Sucinta historia del Premio Internacional

de Poesía Martín García Ramos)

Cada día resulta más complejo asomarse al balcón poético (perfumado en lengua española, para este caso) sin verse sometido a ese sentimiento que se encuentra a medio camino entre la sobreabundancia y el vértigo. Y quizá sea precisamente la masificación (o, nunca se sospecha, el mal de altura) aquello que hemos naturalizado como un signo consustancial al mismo concepto de aquella vieja rosa que hoy es la poesía. (¡No le toques ya más, / que así es la rosa!). No se trata de —llanamente— dar por válida la mecanización de un mercado tan específico como reducido (ya se sabe, donde la autoedición y el arribismo conviven como verdades veladas). Bien mirado, hablamos de esa forma institucionalizada de escribir y pensar la poesía desde la historiografía: con todo el espesor escolástico, con todo el humor (a)histórico, que supone seguir sujetando esa flor (la poesía, queremos decir) entre nuestras falanges, seguir deteniéndonos a los pies de no sé qué fragancia esencial y eterna. Y pese a todo, pese a que (por decirlo de algún modo) no pretendemos descender en estas páginas hasta la arqueología del saber, conviene recordar que aquellos límites que encorsetan el género (la mercadotecnia, la crítica literaria, los premios literarios, etc.) son relativament recientes. Siempre vienen a nuestra memoria unas sintomáticas palabras de Francisco Ribes en su Antología consultada de 1952 a propósito del «exceso de premios, revistas, colecciones, veladas de café, capillas y modas literarias» que dan cuerpo a esta «superabundancia peligrosamente decisiva». Sea como fuere, la publicación que el lector sostiene entre sus manos pretende conmemorar los primeros quince años de existencia (¡porque vendrán tantos otros como estos!) de un premio poético forjado sobre unos valores que —todavía— ennoblecen la tarea del poeta: tales como la entrega, el entusiasmo y la honradez. El Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos nace a comienzos del nuevo milenio en un humilde municipio de la provincia de Almería llamado Albox y al calor del Instituto de Educación Secundaria que, como el certamen, lleva el nombre del profesor, escritor y poeta almeriense Martín García Ramos (1921-1999). Al frente de esta tarea casi heroica, situar en el mapa nacional la actividad cultural de una localidad que apenas supera los 10.000 habitantes, cabe mencionar (aún a riesgo de olvidar alguno) el apoyo de profesores ilustres del centro como Francisco Torrecillas, José Escánez Carrillo y José Antonio Sáez Fernández más la dedicación y cariño de la familia García Pérez, mantenedora del premio. De igual manera, es digna de mención la colaboración del prestigioso escritor bilbaíno Jon Juaristi, quien ha dirigido el jurado del certamen poético en todas sus entregas. A lo largo de este quindenio del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos, desde el año 2002 hasta 2016, podemos señalar (al menos) tres momentos fundamentales para entender su desarrollo hasta el presente. En primer lugar, las cuatro ediciones que abrieron fuego estaban reservadas a un solo poema. Cuestión, sin lugar a dudas, que limitaba las capacidades del galardón, al mismo tiempo que dejaba a la zaga la sección poética en comparación al auge que han ido adquiriendo poco a poco las otras disciplinas (declamación y teatro, por ejemplo). A partir de la quinta edición, en el año 2006 y a petición del propio Jon Juaristi, el certamen se acota al mejor libro de un poeta joven (menor de 31 años). Este paso hacia adelante viene acompañado por el segundo gran impulso en la cronología del premio. Si hasta ese momento era la editorial sevillana «Point de lunettes» la encargada de publicar los autores galardonados, será la «Editorial Difácil» (sello vallisoletano a cargo de César Sanz Alonso) aquella que dote de un empaque y carácter definitivos a la edición de los poemarios desde, precisamente, 2009. Finalmente, la edición número XV del certamen ha sido altamente significativa porque se vislumbraba —desde lejos— una inflexión decisiva. De hecho, que fuera declarada desierta la siguiente edición (XVI, 2017) tan solo reflejaba un cambio de ciclo donde el premio se alejaba del citado centro educativo en favor del sostén del ayuntamiento albojense. Solo hace falta ver la cantidad de participantes congregados en la presente edición (2018), superan la centena, para comprobar que el concurso mantiene intacta su vitalidad. No será arriesgado advertir que a lo largo y ancho del historial del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos se pueden encontrar figuras relevantes para la cultura hispanoamericana. Desde voces como la colombiana Lauren Mendinueta (véase su Premio Nacional de Ensayo y Crítica de Arte del Ministerio de Cultura) o el peruano Martín Zúñiga Chávez (incansable activista de la poesía al otro lado del charco) hasta autores en alza dentro de nuestro territorio nacional que han disfrutado de becas interna cionales de creación (Sara Herrera Peralta, Carlos Contreras Elvira o Isabel Cadenas Cañón). Como decíamos al principio de estas palabras, el Martín García Ramos es un premio muy peculiar, nunca uno más en el largo listado de certámenes literarios que recorren de punta a punta la geografía española. Por tanto, debe ser motivo de alegría que cada primavera, a mediados del mes de abril, se reúna en torno a una mesa plena de jovialidad y amistad cordial esa pequeña familia que formamos. parte del Premio Internacional de Poesía Martín García Ramos. Ya sea para celebrar su júbilo y colocar en su justo lugar a Martín García Ramos, así como para recordar a Catalina Pérez (viuda del escritor almeriense) que hace poco más de un año nos dejó huérfanos. Sirva esta antología poética para honrar su pérdida y tener presente aquel ramo de rosas que, puntualmente en cada edición, se le entregaba como muestra de afecto.

Manuel Valero Gómez Alicante, marzo de 2018

Categoría: .